¡Basta Ya! Imprimir documento

El día 6 de Diciembre, como viene siendo habitual en Vitoria a iniciativa de la asociación Ciudadanía y Libertad, se van a celebrar una serie de actividades -varias de ellas aptas para adultos y pequeños- (música, casetas...) en conmemoración de la Constitución española, en la Plaza de Correos a partir de las 12:00 h. y hasta las 14:00.

Este año, además, a las 12:30 h. tendrá lugar en dicha Plaza un ACTO CÍVICO, bajo el lema:

LA PAZ ES LA CONSTITUCIÓN

El acto será presentado por CIUDADANÍA Y LIBERTAD, e intervendrán representantes de las asociaciones convocantes: FORO ERMUA, BASTA YA, COVITE y FUNDACIÓN PARA LA LIBERTAD

Fernando Savater leerá una declaración y cerrará el acto Mikel Buesa, presidente del Foro Ermua.

ACUDE A LA FIESTA DE LA CONSTITUCIÓN

"Hay que decir con claridad que el respeto a la Constitución y, por tanto a la unidad de España es la garantía de nuestra libertad"

MANIFIESTO
6 de Diciembre - Abenduaren 6a

Nos hemos reunido aquí para celebrar el día de la Constitución, la fiesta máxima de nuestras libertades cívicas y nuestras garantías sociales. Además de una jornada de alegría, será bueno también que aprovechemos la fecha para hacer en común una reflexión sobre el significado de la Constitución y para reafirmarnos en su inequívoca defensa.

La Constitución es ante todo la garantía de la paz y la convivencia en nuestro Estado de Derecho. Quienes hemos vivido dentro de la Constitución todos estos años hemos vivido en paz: y quienes han muerto por defender la Constitución lo han hecho por mantener la paz frente a quienes buscaban imponer la tiranía por el camino del terror y el asesinato.

Se habla a veces hoy de conseguir por medio del diálogo un acuerdo de convivencia. Pero ésa es precisamente la mejor descripción de la Constitución: un acuerdo de convivencia conseguido por medio del diálogo parlamentario que luego ha ido siendo concretado y desarrollado en los diversos Estatutos de Autonomía. Quienes durante tantos años han atentado contra los ciudadanos respetuosos de la Constitución no buscan ni convivencia ni diálogo: sólo buscan imponer brutalmente su monólogo y doblegar a quienes no aceptan su conquista del poder por medio de la fuerza.

Los que hemos luchado tanto tiempo contra el terrorismo no lo hicimos meramente por razones humanitarias y por repugnancia moral ante el crimen, sino por la más pura y simple de las razones políticas: por defender la libertad de nuestro país contra quienes pretenden secuestrarla o intimidarnos para que renunciemos a ella.

Desde luego, queremos la paz: pero la paz no puede ser nunca mera ausencia de violencia, sino que debe ser presencia y vigencia de la Constitución, sin coacciones, extorsiones ni amenazas. Estamos dispuestos a aceptar como conciudadanos a cuantos se acojan a la norma constitucional pero no estamos dispuestos a suspender ni un solo día nuestro derecho de ciudadanos para complacer a los chantajistas del terror, que quieren reinventar el país como precio a renunciar a sus desmanes.

La paz debe ser el triunfo de la Constitución, que es la victoria de todos. El resto es imposición y sumisión a la locura sanguinaria de unos pocos o al oportunismo de quienes pretenden aprovecharse de esa herencia de pánico para obtener una hegemonía política que no podrían conseguir de otro modo.

¡Ciudadanos, larga vida a la Constitución! ¡Defendamos, hoy como ayer, la garantía de nuestras libertades!

Hemen bildu gara Konstituzioaren eguna ospatzeko, gure libertate zibikoen eta berme sozialen jaiegun nagusia baita. Egun pozgarria izateaz gainera on litzateke egun hau aprobetxatzea Konstituzioaren esanahiaz gogoeta egiteko eta Konstituzioaren defentsan irmo jarraituko dugula berresteko.

Konstituzioa batez ere bakearen eta bizikidetzaren garantia da gure Zuzenbidezko Estatuan. Konstituzioaren baitan bizi izan garenok urte hauetan guztietan bakean bizi izan gara: eta Konstituzioa defenditzen hil direnak bakeari eusteagatik hil dira terrorismoaren eta hilketaren bidez tirania bat ezarri nahi zutenen aurrean.

Maiz aipatu izan da elkarrizketaren bidez bizikidetasun akordio bat lortu behar dela. Eta, hain zuzen ere, horixe da Konstituzioaren deskripziorik onena: elkarrizketa parlamentarioaren bitartez lortutako bizikidetza-akordioa dela, gero Autonomia Estatutuetan gauzatu eta garatu dena. Konstituzioa errespetatu duten hiritarren kontra hainbeste urtetan aritu direnek ez dute ez bizikidetzarik nahi ezta elkarrizketarik ere, aitzitik, era basatian euren bakarrizketa inposatzea besterik ez dute nahi, eta menpean hartzea boterea lortzeko indarraren erabilera onartzen ez dutenak.

Terrorismoaren kontra hainbeste urtetan saiatu garenok ez ginen arrazoi humanitario soilagatik aritu edo krimenaren kontrako nazka moralagatik, baizik eta arrazoi politiko huts eta sinpleenagatik: gure herriaren libertatearen defentsa, libertatea bahitu nahi digutenen kontra edo izutu nahi gaituztenen kontra libertateari uko egin diezaiogun.

Bakea nahi dugula bistan da: baina bakea ez daiteke indarkeriarik eza bakarrik izan, Konstituzio bat izatea eta hura indarrean egotea baizik, koakziorik gabe, estortsiorik gabe eta mehatxurik gabe. Prest gaude arau konstituzionalaren barnean bizi nahi dutenak hirikide gisa onartzeko, baina ez ordea terrorearen xantaiagileei amore ematearren hiritar gisa dagokigun eskubideari egun bakar batean ere uko egiteko, izan ere horiek, euren basakeriak etetearen truke, ez baitute besterik nahi herria berriro inbentatu baizik.

Bakeak Konstituzioaren garaipena izan behar du, guztion garaipena, alegia. Gainerako guztia inposizioa besterik ez da, eta men egitea gutxi batzuen eromen odoltsuari edo beste modu batean lortuko ez luketen nagusitasun politikoa lortzeko beldurrezko herentzia horretaz baliatu nahi dutenen oportunismoari.

Hiritarrok, Konstituzioa luzaro bizi dadila! Gaur, atzo bezala, defenda dezagun gure libertateen garantia den Konstituzioa !